LA VERDAD SOBRE LA LEY DE COSTAS (incluida en el informe auken)

"A NUESTRA COSTA" de Yeray Gonzalez. Un documental politicamente incorrecto

A Nuestra Costa (2011) from Antidoto Sonoro on Vimeo.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Ana Oramas exigirá que la ley de costas incluya las singularidades canarias


La diputada nacional de Coalición Canaria, Ana Oramas, pedirá la inclusión de las singularidades canarias en el anteproyecto de ley de Costas aprobado por el Consejo de Ministros en julio.
Así se ha comprometido Oramas con los afectados del poblado marinero de Cho Vito, en el municipio tinerfeño de Candelaria, y con los que se ha reunido este lunes.
La parlamentaria, según señala un comunicado, indicó que otros territorios del Estado si ven reflejadas en el texto sus particularidades y señaló que en la última reunión de la Comisión Ejecutiva Nacional de Coalición Canaria se acordó crear un grupo de trabajo constituido por Gobierno de Canarias, cabildos y ayuntamientos con el objeto de fijar una posición común y elaborar enmiendas al anteproyecto.

EL ANTES Y EL DESPUÉS DE CHO VITO. LECCIÓN PRÁCTICA DE COMO DESTRUIR UN POBLADO TRADICIONAL CANARIO

domingo, 16 de septiembre de 2012

Castellón reclama que la ley de Costas garantice sine díe los chalets del litoral

INMUEBLES EN PELIGRO DE DERRIBO

La Plataforma para la Defensa de las Viviendas y Propiedades del Litoral Castellonense, promovida por la Diputación provincial, ha recogido centenares de alegaciones al borrador del anteproyecto de la ley de Costas, que sustituirá a la normativa de 1988.
Uno de los puntos calientes es la concesión de las viviendas en primera línea de mar, ya que, aunque “se valora que haya una prórroga de 75 años, queremos que se garantice el plazo o que sea indefinidamente para que no se puedan revocar los permisos”, explicó el diputado provincial y representante del ente, Mario García. La plataforma ha dividido las alegaciones en cuatro puntos: los deslindes, el dominio público-terrestre, las concesiones a las viviendas en peligro de derribo hasta el 2093 y el compromiso económico de luchar contra la regresión en el litoral de Castellón.
Precisamente la pervivencia de los cerca de 600 inmuebles en el punto de mira es uno de los temas que más preocupa a los afectados. Según García, “queremos que la ley garantice también que los propietarios no pasen a ser concesionarios de la vivienda”.
Además, adelantó que solicitarán una reunión con representantes del Ministerio de Medio Ambiente con el objetivo de trasladarles las inquietudes de los agentes implicados cuyos intereses, públicos o privados, podrían estar afectados por la nueva ley.
Otro de los aspectos destacados es la lucha contra la regresión, ya que el fin es que la normativa recoja un apartado en el que se refleje el compromiso de actuar sobre las zonas más degradadas.
El diputado también indicó que preguntarán sobre si deben ser los Ayuntamientos los que se informen sobre cómo se establece la nueva demarcación de deslindes; y si hay alguna localidad castellonense afectada por el Anexo 1 del borrador, que establece que hay núcleos urbanos que pasarán a ser patrimonio del Estado

sábado, 15 de septiembre de 2012

La Administración vende el dominio público maritimo terrestre para hacer un spá de lujo y los ecologístas hacen como que no se enteran


El Concello de Mugardos recibió ayer de parte de la Sociedad Castelo da Palma S.A. el proyecto básico que transformará la fortaleza mugardesa en un hotel spa de 5 estrellas. Se trata de un ambicioso plan promovido por varios socios y que lleva tras de sí muchos meses de negociaciones.
El documento recoge que el plazo de ejecución de las obras será de 24 meses a partir de la obtención de informes favorables de varias administraciones. Para ello, antes tendrá que recibir el visto bueno de Patrimonio, de la Consellería de Medio Ambiente y Territorio de la Xunta y también de Costas. La actuación requerirá una inversión de 20 millones de euros.
Más de cien empleados
La ejecución de las obras del futuro hotel mugardés requerirá, según indica el proyecto de la sociedad promotora, más de un centenar de profesionales de la construcción entre técnicos, electricistas, albañiles, fontaneros y electricistas, entre otros. De esta cantidad de trabajadores, el proyecto calcula que siempre se requerirá a pie de obra una media de 45 profesionales.
Una vez puesto en marcha el hotel, la Sociedad Castelo da Palma prevé que serán necesarios seis empleados en la cocina, cinco en el restaurante, cuatro en la cafetería pub, 11 para atender el balneario y otros 17 en la gestión del salón de congresos. Además, está previsto que se requieran alrededor de otros 72 con motivo de la celebración de congresos y bodas. De igual modo el proyecto recoge la posibilidad de poner en marcha un servicio de lavandería externa con la ayuda de unos cinco empleados.
Dos plantas de aparcamientos
La transformación del Castillo de La Palma en un gran hotel de lujo incluye que serán necesarias dos plantas para aparcamientos, una subterránea y otra en superficie. A ésta última se destinará la zona ajardinada a la entrada de la fortaleza.
El documento que acaba de recibir el Concello se ciñe en exclusiva al proyecto del hotel spa. Está previsto que próximamente la sociedad impulsora de la obra entregue otro escrito con el plan para la creación de la escuela de hostelería en una de las dependencias anexas al castillo, cuya puesta en marcha creará una decena de puestos de trabajo.
Además de las obras en el castillo, el proyecto comprende otro tipo de actuaciones, como la ejecución de una senda litoral entre La Palma y Chanteiro para mejorar la accesibilidad al hotel.
Todo el mundo conoce el hotel Algarrobico izado como bandera de los ecologistas, pero mientras se distraen las miradas hacia Almería, en el resto del litoral español, es la propia Administración del Estado la que se encarga de vender el dpmt.
La pretensión de construir un hotel en el Castillo de la Palma, se encontró con dos informes desfavorables de Costas, precisamente por hallarse enclavado en dpmt y servidumbre de tránsito y protección (se ve perfectamente en la foto). Eso no ha supuesto ningún problema. Como siempre, cuando se trata de grandes negocios, Costas, Ayuntamientos y cuantas administraciones intervienen, se las ingenian para decir que lo blanco es negro y si te he visto, no me acuerdo.
Lo indignante es que la cruzada ecologista no cuelgue ningún cartel ni pinte de verde nada, ni denuncie en juzgados y periódicos otros hoteles que no sean el famoso Algarrobico. ¿Por qué? ¿Les da pereza ir a Galícia? ¿Les parece estupendo que se haga negocio con el patrimonio del Estado? Es para preguntarse de qué o de quién dependen sus denuncias.
El Algarrobico tenía todas sus licencias, permisos y autorizaciones, incluidas las de Costas. Incluso, Cristina Narbona, ex ministra de Medio Ambiente, llegó a declarar en el Congreso en 2005 que el Algarrobico no estaba en dpmt. Años después, ante la denuncia de Greenpeace, los jueces han dicho que sí y que hay que derribarlo.
En cambio, el Castillo de la Palma, a pesar de que Costas, en época de Narbona, emitió dos informes diciendo que allí no se podía construir un hotel porque estaba en dpmt, se siguió con el proyecto. Años después, Greenpeace ni denuncia ni lo menciona, y Costas ha dado el visto bueno. Se podrá hacer un hotel sin ningún problema.
¿Puede alguien explicarlo?

lunes, 10 de septiembre de 2012

La Justicia anula parte del deslinde de Tenézar pero deja dentro del dominio público una hilera de viviendas

La Audiencia Nacional ha anulado de forma parcial el deslinde del dominio público marítimo terrestre en el núcleo de Tenézar, en la costa del municipio de Tinajo, “por falta de justificación”. La sentencia saca del deslinde a un buen número de viviendas aunque mantiene dentro a una hilera de casas que “se han levantado sobre terrenos naturalmente inundables”. 

El deslinde del dominio público marítimo terrestre, que entró en vigor a través de una orden del Ministerio de Medio Ambiente el último día del año 2008, afectaba a unos 320 metros de la costa de Tenézar. El Ayuntamiento de Tinajo presentó un recurso contencioso que ha sido en buena medida admitido por parte de la Audiencia Nacional.
Así, la Audiencia diferencia en la sentencia tres tramos del deslinde: una zona de acantilado en la parte oeste del pueblo (que anula), la parte central del núcleo costero (que en parte anula y en parte mantiene) y un acantilado hacia el este (que mantiene). El deslinde de 2008 incluía dentro de dominio público un total de 21 viviendas.
Sin embargo, en la resolución judicial se considera que hay que anular el tramo hacia el oeste (entre los vértices 20 y 26, definidos en la imagen superior). La Ley de Costas establece que en una zona de acantilados los mojones hay que colocarlos en su parte superior, aunque determina una inclinación mínima de los terrenos de 60 grados sexagesimales para tener tal consideración de acantilado.
En el caso de este tramo costero de Tenézar, aunque por su geomorfología pueda ser considerado como un acantilado, desde el punto de vista del “concepto legal” fijado en la Ley de Costas no lo es por no tener la inclinación suficiente, tal y como admitió el propio Ministerio de Medio Ambiente y resaltó el informe pericial encargado.
¿Nuevo deslinde?
La Audiencia Nacional aclara que la anulación de este tramo del deslinde se produce “sin perjuicio de que la Administración pueda realizar un nuevo deslinde” en el que se justifique “la concurrencia de las características” del dominio público exigidas por la Ley de Costas, como que haya llegado el agua del mar.
En ese sentido, en la documentación del deslinde de Tenézar la Dirección General de Costas apunta que en el citado tramo, ahora anulado, se observan viviendas que “se han consolidado sobre rellenos artificiales que a su vez se sostienen mediante muros de contención y que se han construido escaleras para acceder” a ellas, “pretendiéndose con ello evitar ser alcanzadas por el oleaje”.
Al margen
Entre este tramo de acantilado –desde el punto de vista formal aunque no legal- y el centro del pueblo, Costas trazó la línea del deslinde del dominio público de forma diagonal dejando dentro a varias viviendas (entre los puntos 26 y 27 de la imagen superior).
En cambio, la Audiencia Nacional sostiene en la sentencia que “no resulta acreditado” por parte de la Dirección General de Costas que se encuentren en una zona que deba ser considerada como dominio público al presentar “características” que “difieren de las del resto” de la parte central de Tenézar.
Las afectadas
La Audiencia Nacional sí que mantiene el deslinde en el resto del núcleo costero (entre el vértice 27 y el 31), afectando a buena parte del pueblo y a la zona de acantilados al este, ésta sin discusión con la inclinación exigida por ley y alcanzada “por el mar, observándose materiales depositados por las mareas”.
La sentencia, al mantener parte del deslinde, complica la existencia de una hilera de viviendas situadas al lado de una cancha de petanca. Considera probado que “los rellenos artificiales sobre los que se asientan y elevan las casas, los muros de contención y la barrera de protección de la escollera [...] no tienen otra finalidad que impedir la inundación natural” de la zona, y que “se constata como el oleaje actúa sobre las fachadas de las viviendas más próximas al mar”.
Más detalles
SERVIDUMBRE. El deslinde de Costas fijó la zona de servidumbre de protección en 100 metros, por ser suelo rústico, y no en 20 metros, como le correspondería si fuera un núcleo urbano. La sentencia mantiene la distancia.
PLANEAMIENTO. En el Plan General de Tinajo de 2004 se clasifica Tenézar como suelo rústico de protección ambiental cultural y costera. Que las viviendas y terrenos paguen IBI “resulta irrelevante”, según la Audiencia.
¿De qué sirve ganar un juicio si pueden volver a condenarte? No existe ninguna  ley en el mundo donde, si te declaran inocente, pueden volver a juzgarte hasta que logren declararte culpable.
La Ley de Costas es la única en la que los propios jueces, aún diciendo que no se ha justificado el deslinde, dan nuevas oportunidades al Gobierno para conseguir su objetivo: confiscar las propiedades ajenas. ¿Esto es justicia?
Esta ley es inadmisible en un Estado de Derecho europeo.
Sentencia

jueves, 6 de septiembre de 2012

El litoral se la juega en Madrid

Los núcleos costeros canarios a los que la aplicación de la Ley de Costas amenaza con la demolición están quemando sus últimos cartuchos para que la nueva norma que el Gobierno de la Nación pretende aprobar este año los libre de acabar en el suelo. La lucha ahora es política y se va a librar en los pasillos del Congreso de los Diputados y del Senado.

El borrador del anteproyecto de Ley de Costas que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 28 de julio no ha resultado ser tan benevolente con Canarias como muchos esperaban, principalmente los afectados. Los poblados marineros canarios continúan prácticamente en la misma situación en la que se hallaban antes de que el Partido Popular (PP)  cumpliera su promesa electoral y el ministro Miguel Arias Cañete se pusiera manos a la obra en la reforma de una norma que data de 1988 y que en las islas, amén de las demoliciones ya ejecutadas, tiene amenazadas con la piqueta a unas 10.000 viviendas que están a menos de 100 metros de la orilla del mar y, por tanto, en suelo público.

Los afectados, que suman más de 150.000 en toda Canarias, tienen sus últimas esperanzas puestas en los diputados y senadores canarios, sean del partido que sean. Su idea es que cuando el documento salga, primero, del Congreso de los Diputados y, luego, del Senado los núcleos costeros del litoral de las islas  estén en la futura Ley de Costas, como mínimo, en la misma posición con la que han partido otros pueblos a los que el borrador aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy incluye en un anexo de excepciones.

lunes, 3 de septiembre de 2012

El Confital, la playa salvaje...

...hasta que la domó Costas.

La cala destaca como un espacio virgen y sin edificar en el interior de la capital


Más allá del barrio marinero de La Isleta, la playa capitalina de Las Canteras desemboca en la de El Confital, un bellísimo enclave natural que combina mar y montaña en el interior de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.

Con el último remozamiento que se llevó a cabo en la zona, se mejoraron los accesos peatonales a la playa con la instalación de unas escaleras y un paseo marítimo diseñados en madera, si bien el camino habilitado para la entrada y salida de vehículos aún conserva varios socavones que salvar. Pero El Confital permanece como un espacio virgen, libre de operaciones urbanísticas que hubiesen alterado la pureza de este paisaje formado por rocas volcánicas y moldeado por las mejores series de olas de todo el litoral canario.

Al final del paseo de madera que desciende hasta la playa, ondea la bandera amarilla, que nunca cambia al color verde porque debe prevenir a los usuarios del peligro de las rocas. A su lado, ondea la bandera azul con la que la Unión Europea reconoce a El Confital como una de las mejores playas europeas, aunque el distintivo se iza únicamente durante los tres meses de verano.

Cuando la marea está baja, las aguas dejan al descubierto un paraje de piedras en el que se forman charcas de diversos tamaños, que se convierten en la zona recreativa predilecta de los más pequeños, hasta que el manto de agua vuelve a cubrirlo en pleamar. Es a esa hora, bajo el sol refulgente del mediodía, cuando el mar se funde con la arena gruesa y se concentra un mayor número de bañistas en la playa, que son en gran parte residentes de La Isleta. "Vengo siempre que puedo, desde que soy pequeña", cuenta Aránzazu Rodríguez, mientras señala su piel bronceada por el sol, "del mismo color que las rocas de El Confital". "Es que en esta playa siempre sale el sol, incluso en invierno", añade la confitalera.

Unos metros más allá de la entrada de la playa, un letrero azul indica el comienzo de la zona nudista, que se inauguró hace dos años pero tuvo que desplazarse recientemente algunos metros más, debido a las quejas de varias familias.
Hace unos años, El Confital concentró un importante número de chabolas en las que moraron cientos de familias durante años y se desarrollaron un sinfín de actividades a la orilla de la playa, hasta que el Ayuntamiento capitalino desmanteló el poblado, derribó las chozas y expulsó a sus habitantes, que luego realojó en viviendas alquiladas.
Muchos asiduos de la playa afirman que durante esta época apenas frecuentaron la zona, hasta que, pasada la era chabolista, la playa volvió a ser realmente de dominio público.

Pero hoy este rincón litoral se enfrenta a nuevas problemáticas, entre las que destaca la falta de vigilancia de la zona, que favorece fenómenos como los botellones o barbacoas. Pero la protesta principal que esbozan muchos bañistas es la falta de control sobre la presencia de mascotas sueltas en la playa. "Hay muy poco control por parte de la policía", expresa Ángeles Sanginés, vecina de La Isleta que se declara "enamorada de su Confital". "Eso sí, los servicios de limpieza realizan todos los días un trabajo impecable", añade. Por otro lado, Esther Crespo, residente en Barcelona, visitaba por primera vez este paraíso capitalino. "Me ha impresionado descubrir una playa virgen en medio de la ciudad, cuenta Esther, "es puro reposo y sosiego".

Desde el paseo se divisa toda la playa de Las Canteras con la ciudad de fondo, sobre la que planean algunas nubes amenazantes. Pero los bañistas no se inmutan porque saben que en El Confital siempre sale el sol, incluso en invierno.

No se que entiende la autora de este artículo por "salvaje" pero si se hubiera ampliado el  el objetivo de la cámara que hizo la foto, se hubiera visto que más que salvaje, es una salvajada lo que  ha hecho Costas con la playa. Los vídeos no dejan lugar a dudas. 


Si después de ver lo que es capaz de hacer Costas con una playa virgen, alguien sigue  creyendo que Costas y su ley a la carta protegen el litoral, es para darle el premio al inocente del año.
Costas ve una playa que milagrosamente se ha salvado de las escavadoras de TRAGSA y tarda diez minutos en planificar sus famosos paseos que, por supuesto, son el pistoletazo de salida para que posteriores planes urbanísticos con cánones millonarios, "pongan en valor lo que es de todos, para el disfrute de todos". 
No dudan tampoco en involucrar a los ayuntamientos para que consigan, como sea, los terrenos necesarios para sus planes. De ahí a los juzgados, es sólo cuestión de tiempo. Eso sí, los marrones que van dejando por donde pasan, siempre se los acaban comiendo otros, como por ejemplo en este caso, el Ayuntamiento. Costas siempre se va de rositas aunque sea el instigador. Y para muestra, un botón.

El Ayuntamiento no puede pagar a los dueños de El Confital (2010)
El gobierno del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria reconoció ayer que no dispone de suelo suficiente ni de los 40 millones de euros que la empresa Confital Internacional, SA (Confitalsa), reclama como pago por la cesión de 50.000 metros cuadrados de la playa de El Confital en 2004.

"Según el convenio firmado en 2004 entre el Ayuntamiento y Confitalsa se le debe ceder a esta empresa 150.000 metros cuadrados de suelo residencial y eso es materialmente imposible porque es tanto como todas las instalaciones que tenemos en el barranco de La Ballena", explicó ayer el edil de Urbanismo, Néstor Hernández. El concejal agregó que además de ese suelo para edificar, habría que ceder otros 250.000 metros cuadrados más a los que obliga la Ley para dotaciones y equipamientos (carreteras y zonas verdes entre otros), lo que sumaría una superficie total de 400.000 metros cuadrados, casi tanto como la playa y todo el paraje natural de El Confital (434.000 metros).


Según Hernández el único suelo que reúne condiciones para ser cedido a Confitalsa, como un primer pago, son los 35.000 metros cuadrados de edificabilidad que recoge el Plan Parcial Marzagán Este (UZR 09), una parcela que los antiguos dueños de El Confital han rechazado porque les obligaría a realizar múltiples expropiaciones de los actuales dueños .


Cardona quiere evitar pagar 44 millones por El Confital (2012)
El Gobierno de Juan José Cardona intenta impedir a toda costa que el Ayuntamiento se vea obligado a desembolsar la cantidad millonaria que exigen los dueños, quienes acudieron hace más de dos años a los tribunales para reclamar una indemnización, ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo con los anteriores responsables municipales. La empresa Confital Internacional SA (Confitalsa), dueña de los 50.000 metros cuadrados de El Confital que aún quedan en manos privadas, acusan al Ayuntamiento de incumplir el convenio firmado en 2003. Según dicho acuerdo, el consistorio se comprometió a compensar la adquisición de la parcela con 150.000 metros cuadrados de suelo urbanizable.

Fuentes del Gobierno municipal reconocieron el incumplimiento del convenio e informaron de que se intentará llegar a un acuerdo con Confitalsa mediante el ofrecimiento de otros terrenos residenciales en el municipio. Al respecto, señalaron que "desde Urbanismo se quiere cumplir con el acuerdo" y, para conseguir dicho objetivo, "el grupo de gobierno se va a sentar con los propietarios para ver cómo se les compensa".
Fuentes de la empresa indicaron que hasta ahora "nadie" del Ayuntamiento se ha dirigido a ellos y añadieron que su único interés es conocer el sentido de la sentencia a la demanda que presentaron. El pleito está visto para sentencia desde marzo de 2011.
El convenio que Confitalsa asegura que se ha vulnerado es el que firmó la ex alcaldesa Pepa Luzardo en junio de 2004. Mediante dicho acuerdo, el municipio adquirió 346.680 metros cuadrados de El Confital y se dejó pendiente otra parcela de 50.000 metros cuadrados, la que hoy está en litigio, a cambio de la cesión de otros suelos edificables en el municipio. En el convenio se fijó como fecha límite diciembre de 2008 para materializar la compensación.

Debido a la complicación de las denuncias entre los antiguos dueños y el Ayuntamiento, no se ha podido seguir con el proyecto que se tenía pensado: un balneario, una cafetería, algo especial para el deporte del surf....y lo que no contaran en su momento. 

Video del proyecto 

Así era antes de la intervención de Costas. Entonces si era salvaje, ahora es una salvajada.

¿Quién vigila al vigilante?